Patrimonio en peligro del Perú será preservado en Google Arts & Culture

 

En los últimos años, gran parte del patrimonio cultural de la humanidad en Medio Oriente ha sido destrozado en nombre “de la fe” de extremistas religiosos. Pero no solo el terrorismo ha acabado con el patrimonio, muchos centros arqueológicos en el mundo son vulnerables a saqueos y desastres naturales.

 

Por ello, Google, a través de su plataforma cultural Google Arts & Culture, en alianza con CyArk, empresa pionera en la preservación digital del patrimonio, pone a disposición recorridos en 3D de sitios arqueológicos en riesgo, entre ellos Chavín de Huantar, Tambo Colorado y Chankillo, en Perú.

 

“Google Arts and Culture quiere que todo el mundo pueda acceder a esta información desde cualquier dispositivo, para el beneficio de la educación y la cultura”, manifestó Chance Coughenour, arqueólogo y uno de los responsables de Google Arts & Culture.

 

Para ello, el Ministerio de Cultura del Perú ha brindado a Google y CyArk las facilidades de acceso a estos sitios arqueológicos en constante riesgo (en 1945 un aluvión estuvo a punto de desaparecer el complejo de Chavín), y a la vez el ministerio ha recibido esta data para que la pueda utilizar a favor de la preservación.

 

“Tenemos una gran base de imágenes en 3D procesadas. La idea es compartir esta data con la mayor cantidad de gente posible”, comentó Elizabeth Lee, vicepresidenta en CyArk, en declaraciones al diario El Comercio.

 

El proyecto bautizado como “Open Heritage” incluye 25 maravillas arquitectónicas de 18 países alrededor del mundo: sitios en riesgo directo por la guerra, como el Palacio Al Azem en Siria, así como aquellos ubicados en áreas con actividad sísmica destructiva, como Antigua Corinto en Grecia y Bagan en Myanmar. Además, se incluyó sitios en Latinoamérica como Tikal (Guatemala); Templo Mayor, ChichenItza, Teotihuacán (México); y Fuerte de San Lorenzo (Panamá).

 

Actualmente, la plataforma Google Arts & Culture ha establecido alianzas con 1,500 museos en más de 70 países a lo largo de los últimos siete años. Su trabajo ininterrumpido ha logrado el acercamiento del usuario de Google a la cultura de manera didáctica y educativa, además de ser un gran repositorio de material para investigadores, historiadores y arqueólogos.