Piden que Tribunal Constitucional rompa monopolio de buses en Machu Picchu

 

Los socios de la empresa Machupicchu Pueblo SA protestaron pacíficamente el sábado último en la puerta de ingreso a la ciudadela inca. Un grupo de 120 personas pidieron a los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) que resuelvan, de una vez por todas, la acción de amparo presentada para romper el monopolio de Consettur.

 

Con el plantón no perjudicaron el ingreso ni el transporte de los visitantes a la ciudadela, informó el diario La República.

 

La empresa Machupicchu Pueblo quiere entrar a prestar servicio de transporte de turistas entre Machu Picchu Pueblo y la maravilla mundial. Consettur se opone a la competencia porque mantiene una concesión para el usufructo de la carretera Hiram Bingham hasta el 2025.

 

Como se sabe, el pasaje en esa ruta es el más caro del Perú. El pago mínimo es de US$ 5 para turistas nacionales menores de 11 años y el más caro es de US$ 24 (ida y vuelta) para extranjeros. La nueva empresa quiere entrar a competir con precios más económicos, aunque sus socios no dijeron cuánto sería el precio del transporte. Algunos hablan de US$ 10.

 

Pedro Inda Escobedo e Ignacio Oviedo, socios de la empresa, consideraron injusta la demora del TC en resolver una acción que debería atenderse con prontitud. El 26 de octubre pasado, la máxima autoridad constitucional dejó al voto su decisión tras sesionar en la ciudad de Arequipa.

 

“La Constitución dice que no debe haber monopolio. Por eso, varias comunidades vinimos para que haya justicia. Si no hay respuesta, haremos una marcha de sacrificio hasta Lima para romper el monopolio”, refirió Oviedo.

 

Por su parte, Milton Ataulluco, otro socio, cuestionó que las presiones hayan evitado que la concesión a favor de Consettur por 30 años sea anulada, porque fue irregular y se dio con documentos falsificados. 

 

El proceso constitucional empezó a inicios del 2017. La entonces jueza de Santiago, Bonny Eve Gamarra, admitió una acción de amparo y una medida cautelar que ordenaba el ingreso a la ruta de 12 buses de la nueva empresa. Hubo protesta de un sector de la población de Machu Picchu (socios de Consettur) que incluso amenazó a la jueza y a la empresa Perú Rail, para que no traslade los buses del nuevo consorcio.

 

Consettur apeló la decisión judicial y la Sala Civil de la Corte Superior de Cusco anuló la medida cautelar y reforzó la posición del monopolio en diciembre de 2017. Esa decisión fue objetada con una apelación ante el Tribunal Constitucional. Solo falta el pronunciamiento de esta entidad.

 

 

 

 

Leave a Reply
Your email address will not be published. *