Plantean impulsar turismo vivencial en montaña de Siete Colores

Plantean impulsar turismo vivencial en montaña de Siete Colores

Comunidad de Chillca propone también el retorno del recorrido en llamas.

Son más de mil turistas los que a diario recibe la montaña de Siete Colores, lo que la posiciona como el segundo atractivo más importante de Cusco. En vista de esto, la comunidad de Chillca, uno de los accesos al destino, ha propuesto desarrollar el turismo vivencial en la también denominada Vinicunca para incrementar el número de visitas.

En ese sentido, Juan Carlos Rojo Mamani, presidente de la comunidad de Chillca, asegura que el atractivo cuenta con un vasto bagaje cultural, por lo cual la ruta Chillca-Vincunca-Ausangate Ccocha, Llawarconcha camino al Siwinacocha y el nevado Chimboya merecen ser recorridos. 

Mamani aseguró también que esta propuesta de visita, que puede ser realizada en tres días, permitirá al turista conectarse con la historia de la montaña. “Chillca es un sitio hermoso, las personas que hacen la expedición lo consideran como un lugar diferente, es una zona de pastores de llama y alpacas que merece un turismo sostenible”, expresó. 

La iniciativa contempla también el retorno del paseo en llamas, como se efectuaba hace menos de una década, pues el paso de los caballos o mulas afecta la naturaleza. El representante comentó asimismo que con el apoyo y capacitación del sector público y privado, las 80 familias que habitan Chillca podrán compartir sus vivencias tradicionales con los turistas. “Por ello, planteamos un turismo vivencial sostenible, porque lo que va a pasar con el Vinicunca es que se va a maltratar y después lo van a abandonar”, añadió.