Polémica por exoneración de impuestos a aeronaves, ¿prosperará el proyecto de Ley?

 

El Pleno del Congreso de la República aprobó en primera votación la semana pasada el proyecto de Ley que restituye las exoneraciones tributarias a la importación de aeronaves comerciales y sus partes.

 

Sin embargo, en los últimos días, se ha generado una polémica en torno a dicha iniciativa legislativa propuesta por el partido Fuerza Popular e impulsada por asociaciones privadas como IATA y AETAI. Otros congresistas se oponen a la norma, al igual que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

 

POSICIONES A FAVOR

 

La congresista fujimorista, Karla Schaefer, autora del proyecto de Ley, dijo que la norma es necesaria para que la aeronáutica civil logre su progreso y desarrollo. No obstante, anunció que conversará con su bancada para que se apruebe la versión original de la iniciativa la próxima semana y no se limite a las micro, pequeñas y medianas empresas.  

 

Cabe señalar que el proyecto fue aprobado solo con los votos fujimoristas, pero ante las críticas de las otras bancadas se excluyó a las aerolíneas que facturen al año más de S/. 9.3 millones, es decir, las grandes. El problema, según Schaefer, es que la mayoría de empresas del sector supera esa valla.

 

Sobre el tema, la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (AETAI) solicitó en una misiva enviada al presidente del Congreso que se apruebe la versión original del proyecto debido a que, de lo contrario, la iniciativa no tendrá ningún efecto positivo sobre el sector y solo se afectará la competitividad de aerolíneas que cubren rutas interregionales.

 

El gerente general de AETAI, Carlos Gutiérrez, aseguró que la norma será letra muerta si se limita el beneficio, dado que el 99% de las empresas del sector son grandes. Y en ese sentido, advirtió que se frenará el ingreso de nuevas líneas aéreas o la ampliación de la flota de las actuales operadoras. 

 

“Se limita la aplicación de este proyecto de ley a las empresas que califiquen como micro pequeñas o medianas empresas lo cual, si esa limitación se mantiene, creemos sin dudar que va a ser letra muerta este beneficios”, advirtió.

 

POSICIONES EN CONTRA

 

Muchas de las críticas al proyecto de Ley vienen desde el mismo Congreso, pues varios parlamentarios aseguran que no hay una justificación técnica para seguir beneficiando a las aerolíneas. Uno de ellos, el aprista Jorge del Castillo recordó que este beneficio, que se aplicó entre el 2010 y 2015, fue suspendido por más de un año y 10 meses sin afectar al sector.   

 

“Yo voté en contra por varias razones, en primer lugar esta exoneración estuvo vigente hasta diciembre del 2015, todo el 2016 y lo que va del 2017 no hay tal exoneración y no se ha caído nada, no se ha perdido nada, no se ha afectado nada y se han cobrado impuestos”, señaló.

 

No obstante, según AETAI, en los cinco años que estuvo vigente generó que el parque aeronáutico crezca 33% al pasar de 281 a 372 aeronaves en ese periodo.

 

Por su parte, la congresista de Marisa Glave (Nuevo Perú), aseguró que Latam Airlines Perú se benefició entre el 2010 y el 2015 con la restitución de la exoneración tributaria a las empresas de transporte aéreo. Dijo que, en ese periodo, la aerolínea dejó de pagar al Estado US$ 1.341 millones.

 

La otra preocupación de los legisladores es la recaudación. El congresista de Acción Popular, Yonhy Lescano, sostuvo que no es el momento de continuar exonerando de impuestos a las grandes empresas en momentos en que los ingresos del país han caído.   

 

Similar opinión tiene el ministro de Transportes y Comunicaciones, Bruno Giuffra, quien rechazó ayer la norma aprobada por la mayoría fujimorista en el Congreso. Dijo que esa ley implicará “una perforación” al sistema de recaudación del Estado.

 

“No es el momento más adecuado para tener exoneraciones tributarias por su impacto en los ingresos y recaudación”, sostuvo el titular del MTC, quien consideró que es importante defender los ingresos fiscales.

 

En ese sentido, alertó que si el Estado disminuye su capacidad de recaudación corre “el riesgo de perder el grado de inversión” otorgado por las agencias calificadoras de riesgos.

 

Se sabe también que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) envió un oficio al Congreso el 20 de diciembre pasado en el que recomienda no aprobar la propuesta fujimorista.

 

A favor o en contra, lo cierto es que el capitulo final de esta controversia se conocerá la próxima semana, cuando el Pleno del Congreso vote por segunda vez y ahí se decida si se envía a revisión o se ratifica el proyecto de Ley.