Principales ciudades europeas arman un frente contra Airbnb

 

Ámsterdam, París, Madrid, entre otras, lanzan demanda ante CE.

 

——————————————————————————————–

 

 

La plataforma Airbnb cumplirá 10 años en el mercado europeo y debido a su éxito, las principales ciudades de este continente se organizan para evitar que los precios y los alquileres se disparen o que disminuya la oferta inmobiliaria.

 

El pasado 5 de julio, 12 localidades europeas (incluidas París, Barcelona, Madrid, Berlín y Ámsterdam) lanzaron una iniciativa ante la Comisión Europea (CE) para hacer valer su posición frente a esas plataformas y se ponga freno a este fenómeno.

 

Adicionalmente, París, Madrid y Barcelona firmaron recientemente una alianza para afrontar los problemas de la expansión de los pisos turísticos. Sus alcaldesas suscribieron un comunicado en el que señalan que las tres ciudades tienen que hacer frente a “una nueva economía de depredación que se ha desarrollado en los últimos años en los centros urbanos turísticos”.

 

Airbnb tiene casi 5 millones de alojamientos en 81,000 ciudades y cerca de 200 países. La empresa está valorada en 31,000 millones de dólares, según una estimación realizada en 2017.

 

Para la industria hotelera, el éxito de una actividad de alquiler en línea no sometida a las mismas obligaciones legales y fiscales constituye una pérdida futura de ingresos. Y para las ciudades, este tipo de servicios estimulan el alza de los precios y de las rentas. El surgimiento de estas plataformas digitales ha transformado muchas viviendas en apartamentos de alquiler de corta duración para turistas.

 

Sobre los efectos de este fenómeno, las autoridades de Barcelona, París y Madrid aseguran que “los barrios más buscados ven como su población se reduce y se modifica, al tiempo que los precios se disparan”.

 

“El alma de las ciudades acabará desapareciendo si el turismo expulsa a los vecinos por los precios de los alquileres. Es el fenómeno que está viviendo Venecia, que ha perdido dos tercios de sus habitantes en los últimos 30 años, un despoblamiento más grave que en épocas de epidemias”, argumentan.

 

 

ACCIONES EN MARCHA

 

París, primer mercado mundial de Airbnb con 60,000 alojamientos para rentar, ha denunciado ante la justicia a las plataformas Airbnb, Paris Attitude y Wimdu por no cumplir el requisito de registrar ante el consistorio las viviendas privadas que ofrecen en alquiler. Solo el 16% de la oferta de Airbnb cumple la normativa de registrar los pisos, según el ayuntamiento de la capital francesa.

 

En España, las ciudades dan cuenta de un ingenio creciente -limitación a las plantas bajas, entrada independiente exigida- para contener este tipo de alquileres. En Madrid, se reportan hasta 9,000 apartamentos en alquiler con fines turísticos y el ayuntamiento quiere reducir esta oferta.

 

Por su parte, Ámsterdam firmó un acuerdo “único en Europa” en diciembre de 2016 con Airbnb para que ningún piso pueda alquilarse más de 60 días al año. Además de la ciudad holandesa, otras metrópolis que se sumaron a esta iniciativa son Bruselas, Lisboa, Viena, Cracovia y Berlín.

 

 

 

 

 

Leave a Reply
Your email address will not be published. *