Redoblarán vigilancia en Machu Picchu e implementarán nuevo modelo de gestión

 

La Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco (DDCC) anunció una serie de acciones para implementar un nuevo modelo de gestión en Machu Picchu, a fin de modernizar y garantizar la protección de la ciudadela inca. También redobló el control y vigilancia dentro del santuario histórico.

 

Luis Nieto Degregori, director de la entidad cultural, informó que se asignará un mayor número de vigilantes para que realicen su labor en forma rotativa en todos los sectores del complejo arqueológico, con el fin de prevenir actos que afecten a las construcciones incas.

 

De igual modo, se coordinará con los guías de turismo para que brinden la orientación necesaria a los visitantes a fin de que cumplan las recomendaciones establecidas en el “Reglamento de uso sostenible y de visita turística para la conservación de Machu Picchu”.

 

En el corto plazo se ha previsto relanzar el proyecto del Centro de Visitantes de Machu Picchu con el objetivo de modernizar la gestión del monumento, donde los turistas recibirán toda la información referida a este sitio patrimonial, servicios de calidad y luego realizar la visita por los diversos circuitos que se han previsto.

 

“Este Centro de Visitantes estará ubicado a pocos metros del Museo de Sitio Manuel Chavéz Ballón y contará con un centro de investigación, auditorio, museo de sitio y logística para el trabajo interinstitucional”, indicó el titular de la DDCC.

 

Por su parte, el jefe del Parque Arqueológico Nacional de Machu Picchu, Fernando Astete, invocó a los turistas que visitan la ciudadela inca tener presente que es uno de los sitios más emblemáticos del Patrimonio Mundial; por lo tanto, exige que su visita se realice con absoluto respeto a la sacralidad del lugar. Ello en referencia a las recientes denuncias sobre malos visitantes que usan los ambientes del sitio arqueológico como baño público.

 

“La protección de Machu Picchu no es una tarea que solo le corresponde al Ministerio de Cultura, es una responsabilidad de todos los peruanos, especialmente de quienes trabajan en la actividad turística, ya que tienen contacto directo con los visitantes. Ellos deben ser nuestros mejores aliados para orientar y aconsejar a los turistas, evitando los atentados al patrimonio” refirió Luis Nieto Degregori.

 

 

 

 

 

Leave a Reply
Your email address will not be published. *