Roberto Sánchez: “Existen alternativas viables para incrementar la afluencia a Machu Picchu”

Roberto Sánchez: “Existen alternativas viables para incrementar la afluencia a Machu Picchu”

Como parte del proceso de reactivación económica, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo se comprometió a promover acciones para aumentar el aforo en Machu Picchu.

Roberto Sánchez, titular del Mincetur, señaló que es posible incrementar la cantidad de visitantes y, al mismo tiempo, proteger la maravilla del mundo moderno. El ministro afirmó que estas medidas han sido validadas por el Ministerio de Cultura (Mincul), por medio de la Resolución Ministerial 173-2020-MC.

A través de un comunicado oficial, el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo confirmó la creación de un grupo de trabajo junto al Ministerio de Cultura, entidad responsable de velar por el cuidado del patrimonio histórico y cultural del Parque Arqueológico de Machu Picchu.  Se realizará un estudio para evaluar cómo incrementar el número de visitantes sin afectar la ciudadela incaica.

Cabe resaltar que Machu Picchu es Patrimonio Histórico de la Humanidad de la UNESCO y tiene un cupo diario de turistas habilitados para ingresar a la ciudadela. Por otro lado, Roberto Sánchez, el nuevo titular del Mincetur, aseguró que es posible aumentar la cantidad si se mejoran las condiciones de afluencia y circulación. “Entre las alternativas se encuentran la eliminación de los puntos de congestión, la gestión del flujo de visitantes, así como la habilitación de nuevas entradas, que incluyen los Caminos Inkarakay y Andenes Orientales”, indicó el ministro.

“El gobierno del presidente Castillo se ha comprometido a reactivar la economía del país, considerando al turismo como uno de sus ejes principales. Es indispensable poner en mayor valor al Santuario de Machu Picchu, bajo el enfoque de un turismo sostenible”, añadió el funcionario.

Durante las últimas semanas, la población de Cusco viene reclamando para que, al menos, se analicen alternativas. Sin embargo, las políticas de preservación han sido sumamente estrictas. La crisis sanitaria ha obligado a cerrar el atractivo por largo tiempo y, luego, abrirlo nuevamente con un aforo mucho menor. Por este motivo, los ciudadanos de la región afirman que el sector necesita acelerar los tiempos de la recuperación, de la manera más sustentable posible.