San Martín: buscan poner en valor complejo arqueológico Gran Pajatén

 

Con el fin de poner en valor y promover el turismo al Complejo Arqueológico Gran Pajatén, una delegación de 40 expedicionarios inició una caminata hacia esta zona ubicada en el interior del Parque Nacional Río Abiseo, en la región San Martín.

 

Los expedicionarios empezaron su ruta en Juanjuí, capital de la provincia de Mariscal Cáceres y se internarán en la selva hasta llegar al sitio arqueológico. La travesía durará aproximadamente 15 días.

 

El gobernador regional de San Martín, Víctor Noriega Reátegui, junto a congresistas, consejeros y representantes del Sernanp, Ministerio de Cultura y autoridades locales, hizo el lanzamiento oficial de la expedición en la ciudad de Juanjuí, e indicó que por este motivo San Martín podrá disfrutar de los resultados de la expedición para conocer más los vestigios y ponerlas en valor hasta que el mundo lo conozca.

 

Los expedicionarios partieron bajo la dirección del reconocido arqueólogo Federico Kauffmann Doig, quien encabeza el proyecto de puesta en valor de los vestigios arqueológicos del Gran Pajatén y el Gran Saposoa, que impulsa el Gobierno Regional de San Martín.

 

Según informó el diario La República, la delegación está conformada por un equipo de profesionales, funcionarios del Sernanp, del Ministerio de Cultura, arrieros, porteadores y periodistas, cuyo grupo suma 40 personas, previamente registrados por los órganos competentes que incluyó una evaluación médica, capacitación y entrenamiento en supervivencia para la autorización respectiva.

 

Los mismos obtendrán todos los detalles del vestigio con la finalidad de comenzar con el trabajo de puesta en valor, cuyo proyecto contempla otros ingresos y estudios permanentes en la misma ruina Gran Pajatén sobre su población, sus costumbres, su vida y otros detalles, posteriormente se abrirá al turismo nacional e internacional.

 

“El rango que presenta el Gran Pajatén es equiparable a Machu Picchu”, sostuvo el arqueólogo Federico Kauffmann Doig durante el lanzamiento de la expedición. El también historiador afirmó que es un proyecto anhelado hace mucho tiempo, como es el rescate de uno de los más portentosos monumentos arqueológicos.

 

Destacó la importancia del resto arqueológico desde su descubrimiento en el año 1963 por pobladores de la localidad de Pataz, distrito fronterizo que pertenece a La Libertad. Comentó que en arquitectura no tiene comparación. “Es única, no se repite en el antiguo Perú ni en el continente americano, y fue imitado por los incas”, manifestó Kauffmann.