Seguridad y trabajo en equipo [OPINIÓN]

 

TIPeando – Por: Elmer Barrio de Mendoza.

 

 

Una de las experiencias más valiosas del período que va desde que se inició la actual gestión de la Cámara Nacional de Turismo es, sin duda, la que ha conducido a la conformación del Comité de Seguridad Turística. Hay varias cosas que merecen ser contadas.

 

¿CÓMO NACE EL COMITÉ DE SEGURIDAD TURÍSTICA?

 

• Decía mi padre que “a la oportunidad la pintan calva”, es decir que no es fácil tomarla de los pelos. Muchas oportunidades se pierden porque nos percatamos de ellas tarde cuando ya sólo nos queda arrepentirnos por no haberlas aprovechado. Felizmente el caso que cuento no fue así.

 

• Nos veníamos reuniendo en el Taller de Actualización del Plan de Formalización del Sector Turismo convocado por el MINCETUR. Isabel Mendoza es un nombre recurrente cuando se trata de describir a la funcionaria impecable del sector. Paul Ramos, que condujo el proceso, es otro nombre a agregar.

 

• De pronto, apareció gente extraordinaria, no sólo del sector. Gente de INDECOPI, del Ministerio de Trabajo, de la SUNAT, de iPerú, de la Red de Protección al Turista, personas que no conocíamos (o que no conocíamos mucho) y que tenían en común las ganas de hacer las cosas bien. Felizmente  quienes representábamos al sector privado las teníamos igual.

 

• Fueron sucediendo cosas buenas, avanzamos rápido en la actualización del plan (algo que siempre parece genérico pero que ahora contaba con una dosis de realidad y de concreción). Incorporamos temas como el de las plataformas digitales y la necesidad de regularlas en términos tributarios, de cambio de uso, de seguridad y de protección al cliente. Hablamos también de fiscalización eficiente y multisectorial (por allí nos queda algo pendiente) o de aplicar la técnica del “cliente oculto”. Y tratamos desde el primer día de la relación indiscutible entre informalidad e inseguridad.

 

• Un día, que se había producido un penoso asalto a un vehículo de transporte turístico, el Secretario Técnico de la Red de Protección al Turista, Pedro Ramírez (otro nombre valioso a recordar) no se limitó a hablar de seguridad, propuso incorporar al Director de la Policía Turismo. A la siguiente reunión se presentó el Coronel Luis Zamudio con su equipo, absolvió muchas interrogantes y, entre otras cosas importantes, dijo que estaba dispuesto a reunirse con el sector privado turístico. Apareció la oportunidad y la tomamos.

 

• El 17 de julio nos reunimos, primero en CANATUR y luego en la SHP, que se convirtió en nuestra anfitriona regular, prácticamente todos los gremios privados con Pedro Ramírez y con el Coronel Zamudio y su Estado Mayor. Desde entonces no hemos dejado de reunirnos cada martes hasta hoy (este artículo saldrá el miércoles por excepción pero se escribió el martes). A partir de hoy las reuniones serán cada dos semanas.

 

¿Y QUÉ ES LO QUE HA VENIDO PASANDO?

 

• En primer lugar, intercambiamos información. Sólo cuando nos conocemos -y cuando hablamos- sabemos lo que no sabíamos y aprendemos lo que nos faltaba aprender. Ahora, que todos sabemos más del otro, podemos actuar con eficiencia, podemos quejarnos menos y podemos resolver más. Por ejemplo, algunos (como yo) recién nos enteramos el 17 de julio que existe el aplicativo Tourism Police  y el teléfono/whatsapp de POLTUR (980122635) a disposición de todos 24×7. ¿No está mal, no?

 

• Había que actualizar el Corredor Turístico Seguro entre el aeropuerto y los principales destinos de alojamiento y se encargó hacer la propuesta a ANATTUR, APOTUR y SHP. La trabajosa propuesta ha sido concluida y ha sido formalmente presentada para evaluación técnica a la POLTUR. Digo “formalmente”  porque la POLTUR ha acompañado el proceso, porque ya se ha hecho un piloto con vehículos de ANATTUR y porque lo que resta es básicamente trámite burocrático.

 

• En el desarrollo de este trabajo, quedó claro que el Comité debía ser liderado por el gremio competente. La presidencia de CANATUR transfirió el liderazgo del Comité, con el consenso de sus miembros, al presidente de ANATTUR, Alfredo Romero, que ya lleva casi un mes conduciendo exitosamente el proceso.

 

• En paralelo se identificó algunas debilidades materiales de la Policía (no diré cuáles), que debían ser afrontadas para mejorar su capacidad de respuesta. Cuente, quien lea esto, con la certeza de que se están resolviendo, una a una, de lo pequeño a lo grande y que, mientras sigamos trabajando juntos, así seguirá siendo.

 

• Al mismo tiempo se desarrolló una reunión técnica con la Dirección Aeroportuaria, Fluvial y Lacustre de la PNP, que está a cargo de la seguridad del aeropuerto. Hoy la DIRSEAER es parte del Comité de Seguridad Turística y ya venimos trabajando estrategias de acción conjunta en el aeropuerto.

 

• Igualmente nos hemos reunido con la Región Policial Callao y estamos gestionando mecanismos para su mejor respaldo a la POLTUR y para la respuesta rápida a incidentes criminales contra turistas así como formatos que permitan el seguimiento de las denuncias aún cuando el/la agraviado/a ya se encuentre en su país o en su lugar de origen.

 

• Para lograr esto era necesario reunirse también con la Fiscalía y así se ha hecho también. Queríamos restaurar la Fiscalía de Turismo en Lima y otros destinos importantes del país (hoy solo subsiste en Cusco). Parece que no se va a poder este año, pero a cambio hemos recibido el compromiso de asignar las denuncias de delitos contra turistas a una sola fiscalía que se especialice en el tema y que no exija cosas imposibles para proseguir con la persecución del delito.

 

¿Y QUÉ LECCIONES SACAMOS DE TODO ESTO?

 

• Seguramente no es tanto para un mes y medio y seguramente olvidamos algo, pero lo primero que debemos destacar es que no hay que dejar pasar las oportunidades cuando se presentan.

 

• Segundo, estamos aprendiendo que, antes de quejarnos, debemos hacer todo el esfuerzo por comunicarnos y por coordinar a los actores.

 

• En tercer lugar vamos sabiendo que, con una hoja de ruta breve, concreta y clara y controlando los avances semana a semana, las cosas se materializan si hay voluntad de los actores. Si no todo, al menos todo lo que se puede. Y que, si hay resultados, reunirse todas las semanas, o cada dos semanas, siempre tiene sentido.

 

• También nos hemos dado claramente de que el sector privado puede tomar el liderazgo en temas cruciales para el turismo. Podemos, queremos y necesitamos hacerlo. No renunciemos a ejercer el cada vez que sea posible. No puede haber vacíos de liderazgo.

 

• Por último, ya vamos intuyendo que el tema de seguridad no es el único que se abre. Ya INDECOPI nos abrió una puerta más para la defensa del turista. Confío en que la vamos a tomar. Quizá pronto debamos agregar el nombre de Ceida Rosell a nuestra lista de funcionarios virtuosos.

 

 

¿Les parece si continuamos la apuesta?

 

 


Elmer Barrio de Mendoza

elbardem1@gmail.com

 

 

 

*NOTA: Las opiniones vertidas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor. Canatur no se solidariza necesariamente con las mismas.

 

 

 

 

Leave a Reply
Your email address will not be published. *