SITA despliega puestos de autoservicio para entrega de equipaje de LATAM Airlines

SITA despliega puestos de autoservicio para entrega de equipaje de LATAM Airlines

La tecnología de autoservicio de entrega de equipaje se está instalando en 18 aeropuertos en el continente Americano. 

SITA, consultora mundial sobre innovaciones tecnológicas y comunicaciones para el transporte aéreo, comenzó a implementar tecnología Scan & Fly para el manejo de equipaje en vuelos operados por LATAM Airlines Group. La operación se llevará a cabo principalmente en 18 aeropuertos de cinco países del continente americano, con el fin de facilitar la experiencia de viaje del pasajero. Los primeros ocho quioscos ya están en funcionamiento en el Aeropuerto Internacional de Brasilia. Las 97 unidades restantes se implementarán gradualmente en otros aeropuertos en los próximos meses. La tecnología permite a los pasajeros despachar sus maletas en menos de 40 segundos.

“Los pasajeros prefieren registrarse de forma remota o en un quiosco para evitar las filas de espera. La misma lógica se aplica cuando se trata de dejar sus maletas. Quieren un proceso lo más rápido posible. Nuestra tecnología de autoservicio de entrega de equipaje se está utilizando en los aeropuertos de todo el mundo, mejorando la satisfacción del cliente, reduciendo las colas y reduciendo los costos “, manifestó Elbson Quadros, vicepresidente de SITA Latinoamérica. 

Del mismo modo, señaló que muchos aeropuertos enfrentan limitaciones de capacidad, lo que puede conducir a largas colas. Para los aeropuertos que no tienen los recursos o el espacio para expandirse, SITA Scan & Fly se puede instalar en los mostradores de facturación existentes y en las cintas transportadoras, lo que ofrece un aumento de hasta el 60% en la capacidad de la terminal, lo que significa una reducción del 40% de costos operativos y mejor experiencia de pasajeros.

Cabe resaltar que LATAM es el grupo líder de aerolíneas en América Latina, que transporta alrededor de 72 millones de pasajeros anualmente. Por lo que, a medida que aumenta el número de pasajeros, aumenta la necesidad de que los aeropuertos sean más eficientes y funcionales, y el uso inteligente de la tecnología es la única forma de hacer realidad este escenario ideal.