Turismo: 8 tendencias que marcarán la pauta de la industria este año

 

El uso de tecnologías más reales, el turismo sostenible y los viajes ‘low cost’ de larga distancia son algunas de las 8 tendencias que marcarán la pauta de la industria turística en el 2018, según el reporte “Trends to Watch in 2018”, publicado por la empresa GlobalData.

 

De acuerdo con el informe, este año los actores del sector turismo enfrentarán retos como la cantidad excesiva de visitantes en algunas ciudades, la menor popularidad de los viajes en primera clase, el adecuado aprovechamiento del Big Data, entre otros temas.

 

A continuación, las 8 tendencias turísticas destacadas en el estudio de GlobalData y difundidas también por el servicio TurismoIN de PromPerú:

 

1- Utilizar tecnologías más reales:

 

La realidad aumentada y la realidad virtual se han afianzado en la industria de viajes y turismo, gracias al valor agregado que aportan a las experiencias de viaje, logrando que el turista tenga una mayor interacción con el destino o servicio. Por ejemplo, mediante una aplicación móvil, el usuario puede conocer cómo será su habitación antes de llegar al hospedaje, dar un paseo virtual por el lugar que visitará, calcular distancias entre atractivos turísticos, entre otros.

 

 

2- El turismo sostenible:

 

Hoy en día, los turistas tienen mayor conciencia sobre la sostenibilidad social, económica y ambiental. La responsabilidad y el compromiso con las economías locales hacen que estos viajeros busquen actividades alternativas, como el ecoturismo, cuyo enfoque está en la valoración del medio ambiente y de la cultura del destino visitado.

 

 

3- Monitorear el mercado chino:

 

China es el principal mercado emisor de turistas. Se espera que sus salidas internacionales crezcan, entre 2016 y 2021, un 10,2% anualmente, superando los 200 millones de viajeros por el mundo. Además, se espera que los chinos incluyan actividades de turismo gastronómico y deportes en la naturaleza como parte de sus viajes.

 

 

4- Viajes en tren:

 

Viajar por las vías férreas permite a los pasajeros concentrarse en la experiencia del viaje; es decir, conectarse con todo lo que pueden ver y disfrutar del recorrido: paisajes, monumentos históricos y otras localidades. Por este motivo, cada vez más proveedores están introduciendo nuevas rutas que incluyen traslados en trenes de lujo. Asimismo, algunos ofrecen combinar este transporte con viajes en cruceros, como se da en Europa.

 

 

5- Viajes low cost de larga distancia:

 

Muchas aerolíneas están lanzando su línea low cost con servicios de larga distancia. Este crecimiento se debe a la inversión que realizan por mejorar la experiencia de vuelo, con el fin de complementar el atractivo fundamental de esta categoría: el precio bajo. Además, estas aerolíneas están dispuestas a agruparse y ofrecer a sus usuarios la posibilidad de iniciar su viaje con una low cost y llegar a su destino final a través de otra aerolínea de bajo costo asociada.

 

 

6- Overtourism:

 

Muchas ciudades reciben cantidades excesivas de turistas, por ello han comenzado a buscar distintas medidas para que esto no se convierta en un problema. Entre estas acciones se encuentra implementar topes y elevar impuestos para limitar el número de visitantes. También, se aplica un sistema de gestión de flujos y se alienta a los turistas a visitar atracciones fuera del centro. Estos métodos buscan descongestionar el turismo en lugares específicos incentivando a los visitantes a cambiar sus hábitos de viaje.

 

 

7- Asientos ultra-premium:

 

Los viajes en primera clase son cada vez menos populares. Esto se debe a que los pasajeros consideran que el costo adicional es innecesario. Por esta razón, las aerolíneas Premium han optado por innovar su servicio e implementar opciones más lujosas: se ofrecen cabinas privadas con mayor espacio, camas de 180°, ventanas virtuales para <>suites ubicadas en el pasillo central y más. A medida que la competencia se incremente, se espera que las aerolíneas incluyan más asientos lujosos de primera clase en sus rutas populares para competir por el segmento más alto del mercado.

 

 

8- Uso del Big Data:

 

La experiencia de viaje puede ser más placentera si se adaptan los servicios a las necesidades de cada usuario. El uso del Big Data permite analizar la gran cantidad de información recolectada de los viajeros, mediante diversos medios y plataformas, con la finalidad de ajustar los productos a la medida del cliente. GlobalData señala que los precios se podrán adaptar a la oferta y a la demanda, los sitios web de viajes cambiarán estos montos a través de la automatización y predecir con mayor exactitud sus variaciones a lo largo del tiempo.