Viajeros de la UE utilizarán el certificado COVID desde el 1 de julio

Viajeros de la UE utilizarán el certificado COVID desde el 1 de julio

Coreper mostró su apoyo al acuerdo alcanzado por el Consejo y Parlamento Europeo. 

El último 21 de mayo el Comité de Representantes Permanentes del Consejo (Coreper) mostró su apoyo al acuerdo alcanzado previamente entre el Consejo Europeo y el Parlamento Europeo con respecto a completar los trámites que habilitarán el certificado COVID digital para los viajes este verano. En ese sentido, se precisó que, una vez que la legislación entre en vigor, las regulaciones se publicarán en el Diario Oficial de la UE y se aplicarán a partir del 1 de julio.

Según lo informado por Hosteltur, para que se completen los trámites, ahora el Consejo enviará una carta al Parlamento Europeo, comunicando oficialmente el apoyo del Coreper al acuerdo para el establecimiento del certificado.

De esta manera, el Consejo aseguró en un comunicado que “se espera que el Parlamento Europeo vote su posición en primera lectura en su sesión plenaria del 7 al 10 de junio y, posteriormente, el Consejo adoptará oficialmente los reglamentos que deberán ser firmados por el Consejo y el Parlamento Europeo”.

Por su parte, el primer ministro de Portugal, António Costa, presidente actual del Consejo, afirmó que el certificado es “un paso importante hacia una vida más normal, más libre y más segura durante la pandemia” y facilitará la libre circulación de todos los europeos, a partir de este verano. Sin embargo, añadió que los Estados miembros deberán permanecer atentos a la situación epidemiológica, mientras las economías nacionales pueden recuperarse gradualmente. 

Además, señaló que toda la UE espera que el certificado de viaje COVID facilite la circulación segura y libre en medio de la pandemia al demostrar que el titular ha recibido la vacuna contra el virus, se ha recuperado recientemente o ha dado negativo en el plazo exigido por el miembro de destino.

Cabe resaltar que las instituciones europeas han recomendado a los Estados miembros que ofrezcan a los viajeros acceso a pruebas COVID-19 asequibles, para lo que se ha asignado una cantidad de 100 millones de euros en el marco del instrumento de apoyo de emergencia, al mismo tiempo que sugieren que se pueden movilizar recursos adicionales de más de 100 millones de euros para la compra de más test si fuera necesario.