WTTC: cuarentenas y cierre de fronteras inhiben la reactivación turística

WTTC: cuarentenas y cierre de fronteras inhiben la reactivación turística

Medidas impiden reconstruir la confianza del viajero durante la etapa de reactivación. 

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y la Asociación de Transporte Aéreo de América Latina y el Caribe (ALTA) señalaron recientemente que las medidas de cuarentena para los viajeros y a prolongación de los cierres de frontera en diferentes partes del mundo no ayudan a restablecer la confianza de los turistas. En ese sentido, apuntaron que nos encontramos en una etapa de reactivación, por lo que es fundamental alentar el reinicio de la industria. 

Según lo informado por el portal Expreso, durante el seminario virtual “El futuro de los viajes y el turismo global”, Gloria Guevara Manzo, presidenta y CEO del WTTC, exhortó a los gobiernos a considerar los bloqueos locales en lugar de cerrar las fronteras de toda una nación. Asimismo, destacó la importancia que tiene la homologación de medidas de salud e higiene reconocidas internacionalmente, que permitan al viajero recobrar la confianza de volver a consumir un producto o contratar un servicio. 

Igualmente, recordó que a pandemia pone en riesgo de desaparición hasta 197 millones de empleos alrededor del mundo, de los cuales 6,1 millones corresponden a la región de Latinoamérica y el Caribe. En ese sentido, propuso 4 acciones para la recuperación del turismo: la apertura de fronteras y la eliminación de barreras; la realización de pruebas para el control de la pandemia; la adopción de protocolos de higiene y sanitización, y por último, los apoyos gubernamentales a trabajadores del sector y empresas. 

Por su parte, José Ricardo Botelho, director y CEO de ALTA, explicó que la pandemia representó un importante descenso en la transportación de pasajeros en toda la región. Explicó que tan solo en los meses de abril y mayo, la reducción de operaciones aéreas fue del orden de 95 por ciento, con grandes pérdidas para la industria. Por ello, la recuperación del sector aéreo podría tardar, en promedio, entre cinco y seis años, de tal forma que hasta 2025 se verán en la región niveles similares a los reportados durante 2019. 

De esta manera, Botelho propuso una eliminación de barreras de viaje entre los países, sin descuidar las medidas de control de la pandemia para así lograr construir la confianza en los viajeros. Por otro lado, destacó el trabajo fundamental que se ha realizado con el sector público y privado para lograr protocolos coordinados y armonizados a lo largo de la cadena del turismo.