WTTC: Dejar de viajar no impedirá que el coronavirus se propague

WTTC: Dejar de viajar no impedirá que el coronavirus se propague

Su directora ejecutiva, Gloria Guevara, invitó a los Estados a no tomar medidas desmesuradas. 

La presidenta y directora ejecutiva del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), Gloria Guevara, se pronunció nuevamente sobre las medidas de protección implementadas por algunos Estados para hacer frente a la emergencia mundial de coronavirus. Según lo informado por el portal oficial de la IATA, la directiva, quien fue ex ministra de Turismo de México y cuenta con la experiencia de primera mano en contener un incidente viral importante después de tratar con el virus de la gripe H1N1 del 2009, manifestó que cerrar fronteras y prohibir los viajes en general  son políticas extremas que no detendrán la propagación del virus. 

De esta manera, Guevara pidió a los gobiernos y a las autoridades de todo el mundo que no reaccionen exageradamente con medidas desproporcionadas en un intento de controlar el Covid-19. “Los que tienen autoridad no deben tratar de ahogar los viajes y el comercio en este momento. Cerrar fronteras, imponer prohibiciones generales de viaje y aplicar políticas extremas no son la respuesta para detener la propagación del coronavirus”, señaló. 

Del mismo modo, la presidenta de la WTTC sostuvo que “la experiencia pasada, demuestra que tomar medidas tan extremas ha sido ineficaz en el mejor de los casos. Invitamos a los gobiernos a que exploren medidas basadas en hechos que no afecten a la gran mayoría de las personas y empresas para las que los viajes son esenciales”. 

Es importante resaltar que el análisis  realizado por la WTTC muestra que 33 países, sólo el 16% del total en todo el mundo, han notificado casos de Covid-19. Del mismo modo, la gran mayoría de los pacientes afectados por el virus también se han logrado recuperarse completamente, ya que este tiene una de las tasas de mortalidad más baja en comparación a los brotes virales anteriores, como el SRAS en 2003 y el MERS en 2012.