WTTC hace un llamado para contener el pánico ante el coronavirus

WTTC hace un llamado para contener el pánico ante el coronavirus

Entidad alertó a la comunidad internacional de las consecuencias para el turismo de seguir propagando el miedo en la población. 

Esta mañana, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), se pronunció, mediante un comunicado, sobre el contexto de tensión mundial ante la amenaza del nuevo coronavirus, proveniente de China. Según lo informado por la Agencia Andina, la entidad alertó a la comunidad internacional que la situación podría provocar graves consecuencias económicas en el sector si se continúa extendiendo el clima de pánico en la población. 

“Casos precedentes han mostrado que cerrar aeropuertos, anular vuelos y cerrar las fronteras suele tener un impacto económico más importante que la epidemia en sí”, declaró la presidenta del WTTC, Gloria Guevara, en un comunicado. Aunque es consciente de la necesidad de una activación rápida de planes de emergencia eficaces, subrayó la importancia de una comunicación rápida, precisa y transparente para contener el pánico y atenuar las consecuencias económicas negativas.

“Contener la propagación de un pánico inútil es tan importante como contener el propio virus”, mencionó Guevara en relación a las medidas tomadas por China para luchar contra la dispersión del coronavirus aparecido en diciembre en el mercado de Wuhan. Es relevante recordar que gracias a la experiencia adquirida como Ministra de Turismo en México, Guevara estuvo estrechamente vinculada a la gestión de la epidemia de gripe H1N1 en México en 2009, virus que en su momento tuvo un impacto económico de unos 55 mil millones de dólares. 

Actualmente, el coronavirus ha dejado cerca de 26 muertos de unas 830 personas contaminadas, de las que 177 se encuentran en estado grave, según el último balance oficial. Por ello el gobierno del gigante asiático decidió cerrar las fronteras de las ciudades afectadas, suspender las celebraciones por el Año Nuevo Chino y restringir el acceso a los principales atractivos turísticos como la Ciudad Prohibida o la Gran Muralla, con el objetivo de evitar las masas.